El poder de la proteína: Por qué la carne de conejo es la elección perfecta para deportistas

  • Las proteínas son fundamentales en cualquier dieta saludable, pero cobran un mayor protagonismo si hablamos de personas deportistas, que tienen un mayor gasto energético.
  • La carne de conejo es recomendada por los expertos en nutrición por ser fuente de minerales, proteínas y vitaminas, su bajo contenido en grasa y su alto valor biológico. Además, ofrece una gran versatilidad gastronómica.

 

Quizá no lo sabías, pero ciertas carnes, como la carne de conejo, destacan por ser una excelente fuente de proteínas. Están compuestas por aminoácidos que son esenciales en nuestra ingesta diaria y para el organismo. Eso sí, no todas ellas tienen el mismo contenido proteico. ¿Quieres saber cuáles son las carnes que tienen más proteínas?

 

En este artículo vamos a resolver todas tus dudas para que puedas tomar decisiones informadas. Si estabas buscando una fuente de proteínas magras y deliciosa, aquí encontrarás toda la información que necesitas escoger los alimentos más adecuados según tu objetivo, tus necesidades y tus preferencias culinarias.

¿Cuáles son las carnes que tienen más proteínas?

Si te gusta comer de forma saludable, es lógico que te hayas preguntado qué carnes tienen un mayor contenido proteico. Toda alimentación equilibrada requiere de una ingesta de proteínas que aporten un 10 a 15% de energía total. De hecho, la Organización Mundial de la Salud nos recomienda hacer un consumo de 0,8 gramos de proteína por kilo de masa corporal.

 

Veamos en una sencilla tabla cuáles son las carnes con un mayor contenido de proteínas:

Tipo de carne
Contenido en proteínas
Pavo
24 gramos por cada 100
Conejo
23 gramos por cada 100
Codorniz
23 gramos por cada 100
Ciervo
22 gramos por cada 100
Pato
22 gramos por cada 100
Ternera
21 gramos por cada 100
Pollo
20 gramos por cada 100
Cabra
20 gramos por cada 100
Jabalí
19,5 gramos por cada 100
Buey
18 gramos por cada 100
Cordero
18 gramos por cada 100
Cerdo
17 gramos por cada 100

Como ves, la carne de conejo destaca por tener un alto contenido en proteínas, aunque no es la única razón por la que destaca frente a otras alternativas. Sigue leyendo para descubrir los beneficios adicionales que te aporta esta deliciosa carne de textura suave e intenso sabor. 

Beneficios carne de conejo para deportistas
La carne de conejo es recomendable para deportistas por su elevado contenido de proteínas, minerales y vitaminas, pero muy bajo en grasas.

La carne de conejo, una gran elección para deportistas

Las proteínas tienen efectos muy positivos sobre la salud, principalmente si buscas eliminar grasa y aumentar tu masa muscular. Las actuales recomendaciones nutricionales sugieren un consumo de tres a cuatro raciones semanales de carnes magras, alternando entre distintos tipos. Sin embargo, este consumo puede variar según nuestro estilo de vida.

 

Por ejemplo, los deportistas requieren de un mayor consumo de este tipo de macromoléculas que aquellas personas que llevan una vida sedentaria. La razón es simple, deben compensar el desgaste físico y energético que se genera al practicar deporte. En este sentido, la carne de conejo es una excelente alternativa para deportistas por su elevado valor nutricional.

 

Esta carne presenta una alta densidad de proteínas, así como un contenido moderado de grasa (7,4%), haciendo mucho más sencillo el proceso digestivo. No menos interesante es su elevado aporte de vitaminas y minerales. Estos mejoran la regeneración muscular y el rendimiento deportivo, ayudando a los deportistas a disminuir la fatiga y el cansancio.

¿Por qué introducir la carne de conejo en toda dieta saludable?

La carne de conejo es una de las opciones predilectas en la alimentación de los deportistas, pero también resulta altamente recomendable para todo aquél que busque llevar una dieta equilibrada. Sus componentes mayoritarios son el agua y la proteína, tanto en cantidad (superior al de la media del grupo de carnes) como en calidad. Esto se refleja en un elevado valor biológico.

 

Además, se trata de una carne magra y no contiene hidratos de carbono. Por otra parte, la carne de conejo es fuente fiable de vitaminas hidrosolubles del grupo B. Más concretamente, de vitaminas B3, B6 y B12.

 

La carne de conejo también destaca frente a otras carnes por aportar al cuerpo minerales como hierro y cinc de alta biodisponibilidad, magnesio, fósforo y selenio, entre otros. En última instancia, está recomendada para la prevención y control de la hipertensión por su bajo contenido en sodio y alto en potasio.

 

Y más allá de su elevado valor nutricional, debes saber que se trata de una carne de gran versatilidad gastronómica. Puedes prepararlo en muchas formas de cocción y en combinación con diversos ingredientes, obteniendo grandes resultados tras los fogones. La carne de conejo destaca por su sabor, muy fácil de resaltar con algunos trucos (Enlace a ‘Cómo preparar la carne de conejo tierna y jugosa al estilo de nuestras abuelas‘) que harán que disfrutes de cada bocado de esta carne tierna y jugosa.

Numerosos expertos recomiendan incluir la carne de conejo en nuestro plan alimenticio para mejorar y conservar la salud. Sobre todo, en el caso de los deportistas y de quienes buscan llevar una dieta saludable y equilibrada. Como has podido comprobar, la carne de conejo contiene muchas cualidades que influyen positivamente en el buen funcionamiento del organismo.

Entradas relacionadas