Cómo preparar la carne de conejo tierna y jugosa al estilo de nuestras abuelas

  • Cuando hablamos de las recetas de la abuela, hablamos de comidas que huelen a nostalgia y que nos recuerdan a nuestra infancia.
  • La carne de conejo es todo un clásico de las comidas en familia de los domingos, y hoy te vamos a dar algunos consejos para que te quede tierna y jugosa.
  • Suma a estos trucos todo el cariño y la paciencia que solo una abuela puede dar, ¡y os chuparéis los dedos!

Dicen que la comida de las abuelas siempre es la mejor, porque cocinan con el alma y una pizca de amor. Por esa razón, hoy nos sumergiremos en los secretos culinarios transmitidos de generación en generación sobre cómo preparar la carne de conejo de manera tierna y jugosa, tal como lo hacían nuestras abuelas.

Si hay algo que caracteriza a la carne de conejo es su sabor intenso y su textura suave, los cuales son fáciles de potenciar y adaptar a nuestros gustos con unos sencillos trucos. Y además de rico, te alegrará saber que este plato es muy saludable para toda la familia: la carne de conejo, al igual que el pollo, apenas tiene grasas.

Receta de carne de conejo al horno
Las recetas de carne de conejo al estilo de las abuelas son un plato lleno de sabor y nostalgia.

Carne de conejo al horno, la receta de la abuela

La carne de conejo al horno, tal y como lo hacía tu abuela, es una de esas recetas en las que, con pocos ingredientes y una mínima preparación, consigues un sabor inolvidable.

 

Ingredientes para cuatro personas:

  • 800 g. de conejo troceado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 rama de romero
  • 1 rama de tomillo
  • Sal y pimienta negra molida

 

 

Pasos para cocinar carne de conejo al horno

 

  1. En esta receta, uno de los grandes secretos de las abuelas para que el resultado sea tierno y jugoso es dejar marinar las piezas de carne de conejo en vino o agua con especias desde la noche anterior.
  2. Comienza la receta dorando la carne de conejo apenas un par de minutos por cada lado en una sartén con aceite.
  3. Hecho esto, pasa la carne de conejo a la fuente para horno y, en el mismo aceite, dora la cebolla, el ajo y las zanahorias previamente picados en finas rodajas.
  4. A continuación, vierte el sofrito sobre la carne de conejo, salpimenta al gusto y añade la rama de romero y de tomillo (puedes utilizar otras especias que os gusten más en casa).
  5. Después, hornea la carne entre 150 y 180ºC durante aproximadamente una hora. Te recomendamos voltear la carne ocasionalmente para que se dore de manera uniforme. Cuando veas que está tierno y dorado ¡Ya tienes lista tu receta! ¿Quieres darle un toque extra de sabor? Un chorrito de limón por encima sin duda alguna realzará la riqueza de esta carne.
Conejo al ajillo, receta de la abuela
La carne de conejo al ajillo es una de esas recetas tradicionales de toda la vida que no puede faltar en tu repertorio.

Carne de conejo al ajillo, receta de toda la vida

La carne de conejo al ajillo es una de las recetas más tradicionales de nuestra gastronomía y uno de esos platos que enamoran a niños y mayores.

 

Ingredientes para cuatro personas:

  • 1,5 Kg de conejo troceado
  • 6 dientes de ajo
  • 1 pimiento choricero
  • 12 almendras
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 rama de perejil
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra molida
 
 

Pasos para cocinar carne de conejo al ajillo

 

  1. El primer paso es trocear y limpiar bien la carne de conejo. Sécalo con papel absorbente. Salpimenta al gusto y pon a calentar una cazuela con cinco cucharadas de aceite para dorar los ajos tres o cuatro minutos.
  2. Resérvalos. A continuación, haz lo mismo con el pimiento choricero, durante aproximadamente un minuto. Reserva junto a los ajos. Ahora, es el turno de la carne de conejo troceada. Con unos cuatro minutos por cada lado es suficiente para que no se te quede seco.
  3. Tercer paso: el mortero. Echa en él los ajos pelados, el pimiento choricero troceado sin pepitas, perejil picado y el vaso de vino. Remueve bien y vierte la mezcla sobre la carne de conejo. Lo dejas reducir a fuego lento durante cinco minutos… ¡Y listo!

Recuerda, esta es una de esas recetas en las que, cuantos más dejes reposar el guiso, más jugoso y tierno quedará.

Conejo al ajillo, receta de la abuela
La carne de conejo al ajillo es una de esas recetas tradicionales de toda la vida que no puede faltar en tu repertorio.

Carne de conejo guisada, la receta tradicional

La carne de conejo guisada es un plato clásico y sabroso, ideal para los amantes de la cocina tradicional.

 

Ingredientes para dos personas:

  • 1Kg de conejo troceado
  • Sal y pimienta negra molida
  • 2 dientes de ajo
  • 125 g de cebolla
  • 100 g de pimiento rojo
  • 75 g de pimiento verde
  • 25 g de aceite de oliva
  • 50 g de tomate natural triturado
  • 75 ml de vino blanco
  • 300 ml de caldo de verduras
  • 300 g de patatas

 

Pasos para cocinar carne de conejo guisada

  1. Empieza salpimentando la carne de conejo troceada y picando bien finos la cebolla, los ajos y los pimientos.
  2. A continuación, calienta el aceite y dora la carne solo un par de minutos por cada lado para que quede tierna y jugosa. Resérvala en una fuente o un plato hondo.
  3. En la misma olla, sofríe con una pizca de sal y durante cinco minutos los ajos y la cebolla. Suma los pimientos y remueve durante otros cinco minutos.
  4. Ahora es el turno del tomate triturado. Mézclalo bien durante un minuto antes de añadir el vino. Dos minutos después de añadir el vino, echa el caldo de verduras y mezcla bien otros dos minutos. Ya tenemos el sofrito.
  5. Añade la carne de conejo con los jugos que ha soltado. Mientras se cocina a fuego medio-bajo durante 25 minutos, ve chascando las patatas.
  6. Pasado ese tiempo, añádelas y deja cocinar otros 15 minutos para que la salsita quede con más cuerpo. ¡Ya tienes listo tu plato!

Como ves, solo hacen falta unos sencillos trucos para rememorar los sabores de antaño. Sin duda alguna, más de un miembro de la familia te visitará en la cocina la próxima vez que prepares la carne de conejo para descubrir tu secreto.

Entradas relacionadas