Pollo vs. Carne de conejo: ¿Cuál es la mejor opción para perder peso?

  • Muchas personas se preguntan qué es mejor, ¿la carne de conejo o de pollo? No hay una respuesta sencilla, pero vamos a darte todos los datos que necesitas para determinar cuál encaja mejor en tu dieta.
  • Y qué es más sano, ¿el pollo o la carne de conejo? Ambas son carnes magras muy recomendables para perder peso y mantener la línea, pero te hemos preparado una completa tabla comparativa con sus valores nutricionales.

Si estás buscando bajar de peso o, simplemente, te gusta cuidarte y llevar una dieta saludable y equilibrada, seguramente te habrás planteado qué es más sano, ¿el pollo o la carne de conejo? Ambas son carnes con un alto contenido de proteínas y apenas tienen grasa, lo que las hace ideales para el consumo semanal por todos los miembros de la familia. Veamos en qué se diferencian.

Qué es mejor, ¿la carne de conejo o de pollo?

Comenzaremos con la carne de conejo, un alimento de textura suave, sabor intenso y carne magra. Destaca por su elevado contenido en minerales (fósforos, calcio, potasio…) y vitaminas hidrosolubles del grupo B (B3, B6 y B12). Ambos son fundamentales en una variedad de funciones corporales. Por ejemplo, la producción de energía, la función nerviosa y la salud del sistema óseo.

 

Pero si hay algo en lo que destaca la carne de conejo es por su elevado contenido en proteínas. Concretamente, contiene 23 gramos de proteínas por cada 100 gramos de carne, frente a los 20 gramos por cada 100 gramos del pollo. Como sabrás, las proteínas son esenciales para construir y reparar los tejidos, ayudándote a sentirte lleno y satisfecho después de cada comida.

 

Por su parte, la carne de pollo destaca por su elevado contenido de agua (un 70%). Le siguen las proteínas con alto valor biológico, dado su contenido en aminoácidos esenciales. Cuando se consume sin piel, es una carne magra. Además, se distingue de la de vacuno o porcino, las cuales tienen colesterol más elevado, prácticamente el doble que el del pollo.

 

Al igual que la carne de conejo, no contiene hidratos de carbono y es una fuente de minerales (hierro, zinc, fósforo, potasio…) y vitaminas del grupo B. En la boca, su textura es algo más firme que la carne de conejo y su sabor menos intenso. Eso sí, ambas son muy versátiles y se pueden utilizar en variedad de recetas y platos.

Qué es mejor la carne de conejo o de pollo
¿Es más sano el pollo o la carne de conejo? La carne de conejo es la recomendada por los expertos para perder peso y mantener una dieta equilibrada.

Qué es más sano, ¿el pollo o la carne de conejo?

Tradicionalmente, la carne de conejo es muy apreciada tanto por sus propiedades nutricionales como organolépticas, dado su aroma, sabor y textura. Al ser considerada como una carne blanca grasa de buena calidad, la Sociedad Española de Nutrición recomienda un consumo de entre tres y cuatro raciones a la semana, junto a la carne de pollo.

Ambas resultan una opción muy saludable y nutritiva para aquellas personas que buscan perder o mantener su peso. Sin embargo, hay diferencias. Para que conozcas mejor sus características nutricionales, te hemos preparado una sencilla tabla con datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación:

 

Carne de conejo vs carne de pollo

CARNE DE CONEJO (por cada 100 g)
CARNE DE POLLO (por cada 100 g)
Energía
133 kcal.
167 kcal.
Proteínas
23 g
20 g
Lípidos totales
4,6 g
9,7 g
AG saturados
1,55 g
2,63 g
AG monoinsaturados
1,09 g
4,37 g
AG poliinsaturados
0,92 g
1,82 g
Colesterol
71 mg/1000 kcal
110 mg/1000 kcal
Hidratos de carbono
Fibra
Azúcares
Agua
72,4 g
70,3 g
Calcio
22 mg
13 mg
Hierro
1 mg
1,1 mg
Yodo
Magnesio
25 mg
22 mg
Zinc
1,4 mg
1 mg
Sodio
67 mg
64 mg
Potasio
360 mg
248 mg
Fósforo
220 mg
198 mg
Selenio
17 mg
6 mg
Tiamina
0,1 mg
0,1 mg
Riboflavina
0,19 mg
0,15 mg
Equivalentes niacina
12,5 mg
10,4 mg
Vitamina B6
0,5 mg
0,3 mg
Folatos
5 mg
10 mg
Vitamina B12
10 mg
Tr
Vitamina C
Vitamina A: Eq. Retinol
Tr
Vitamina D
Tr
Vitamina E
0,13 mg

En base a estos datos, no cabe duda de que la carne de conejo es una de las más saludables que podemos encontrar. Recomendada para llevar una dieta equilibrada y para todos aquellos que deseen bajar o mantener su peso, la puedes consumir sin problemas en cualquier momento de la vida dado su elevado valor nutricional.

Entradas relacionadas